sábado, 19 de enero de 2019

EL DIRECTOR DE CINE





Alexander Iván Zakakorchoff es director de cine. Hombre que transita ya con más de seis décadas a cuestas, lleva en sus espaldas la experiencia de los distintos tiempos que vivió, lo cual le ha acarreado, entre otras cosas, una personalidad contradictoria. Perteneció, en su juventud a uno de los pequeños grupos hippies que desafiaban al régimen de hierro de la Unión Soviética a escondidas, para escuchar a los beatles y cantar lo que ellos entendían que era rock and roll. Hay quienes dicen que tenía, en ese entonces, una voz aguardentosa, ideal para ese estilo. Mucho agua habrá corrido desde entonces bajo el puente porque ahora su voz es suave, con cierto hálito de feminidad, calma y reposada, con el aire catedrático propio de los directores de su generación. Claro que Alexander dista mucho de ser un director standard. Habiendo ejercido su profesión en la absoluta abstinencia hacia toda refrencia sexual (rasgo característico de toda dictadura: lo inmoral comienza y termina en los órganos genitales) hizo durante su vida un verdadero culto al sexo que al mismo Freud le hubiese hecho enrojecer de envidia. Pero cuando al fin soplaron otros vientos para su arte, vio que la criatura que había codiciado en secreto, en interminables noches de insomnio, había pasado al arcón de los recuerdos, arrollada por la grotesca globalización. Ahh, sí, había sexo para todos los gustos y colores: sexo en la luna, en alta mar, en el lejano oeste, en el amazonas, en las agitadas calles de Brooklyn, en las pizzerías, florerías, centros comerciales, cementerios. Sexo entre humanos, entre monstruos, humanos y monstruos, entre seres inmateriales.

Sí, había tanto exceso de sexo, como carencia de amor.

Horrorizado, luchó con su cámara, en una batalla de antemano perdida. Sus primeras películas realizadas en occidente: "El amante de la rosa roja " y "El hombre que soñó ser un ave" (1990) fueron, sin embargo, un éxito de taquilla. Era de esperarse, desde luego. Merced a la caída del muro, había pasado de ser un oscuro director, a benefactor de la humanidad, sin escalas intermedias.
Pero en los tiránicos tiempos globalizados, todo es efímero y Alexander no tardó en comprobarlo, pues sus films posteriores: "El beso apasionado" (1991) y "Amor entre las nieves eternas" (1992) tuvieron una repercusión menor a la esperada por los grandes emporios del séptimo arte, razón por la cual, prescindieron de sus prestaciones luego de un efusivo agradecimiento por todos los servicios prestados, como, se sabe, corresponde hacerlo a toda gente de bien. Pero algo quedaba en nuestro buen hombre, de aquel arrogante joven que a escondidas desafiaba la ira del régimen de hierro y hubo de insistir. Así realiza, ya como independiente, " El canto del ruiseñor" (1994), "Te regalaré el olvido" (1997) y, en las postrimerías del siglo, "Traición bajo las sábanas" film en el que se advierten ciertas concesiones del empecinado director a las demandas del mercado. Fue precisamente este último film quien lo salvó de la bancarrota al ser premiado con un Oscar a la mejor película extranjera, hecho que le deparó un interesante éxito de taquilla, sensiblemente inferior al de sus primeros films pero nada desdeñable para sus arcas vacías.

Su relación de amor - odio con el sexo, se tansmitió hasta su vida privada. De naturaleza romántica, Alexander añora vivir una historia de amor como la de sus películas, hecho que no es del todo sencillo en un mundo signado por el plazo fijo, las conveniencias recíprocas y los pagarés. Alexander busca la muchacha dulce y pura con la cual recuperar sus sueños de juventud, sepultados junto al régimen soviético en las copiosa nieve del ex - Stalingrado. Tras el ojo de la cámara, la busca con despesperación, aunque los resultados, hasta el presente, no han sido satisfactorios.

En los últimos tiempos, su entusiasmo se ha volcado hacia las cámaras ocultas: "gente real, hechos reales, historias de amor reales, no esa bazofia esteriotipada que los ignorantes denominan arte" razona para sí mismo.

Su reducido equipo está conformado por Boris y Anika, sus jóvenes y entusiastas ayudantes. Con ellos llega al hotel buscando captar escenas naturales y si son de amor, tanto mejor.

Amigo Marcelo. Perfecto el toque ruso. Creo que has mejorado mucho el pequeño esbozo que te hice. Me gusta la filmografía que te has inventado y lo exótico de su procedencia nos puede venir muy bien para algunos gags. Lo de ser hipie en la Unión Soviética tambien se las trae y es muy aprovechable. Creo que su afición a la cámara oculta va a depararnos grandes y divertidas sorpresas en el hote. Creo que hay que meterlo cuanto antes en la historia. Vete pensando en cómo hacerlo. Una pequeña introducción, por ejemplo ha observado lo que se cuece en el hotel con nuestros personajes y enseguida se pone a montar la cámara oculta. Puede que una sesión en su suite del hotel viendo en privado lo que ha grabado de las escenas que ya han sucedido nos podría hacer pasar un rato muy divertido. Un acierto el personaje, muy sólido y con muchas posibilidades. Mis felicitaciones






sábado, 12 de enero de 2019

EL DOCTOR FILIDOR





              EL DOCTOR FILIDOR

 Gran aficionado al ajedrez. Logró su plaza de médico residente en el hotel Joie de vivre  -donde tiene una habitación permanente en el último piso, con vistas al mar- gracias a la influencia de un amigo, gran maestro del ajedrez. Ambos pisaron por primera vez el mejor hotel del Cosmos, en opinión de su director Sr. Pestolazzi, con ocasión del campeonato del mundo de ajedrez, concedido por primera vez a este país, Terraluz, y el doctor Filidor decidió quedarse en él para el resto de sus días.

 Para ello pidió a su amigo, cuyo nombre no vamos a dar, porque el nepotismo sigue estando mal visto a pesar de su lado positivo, que intercediera ante su director Sr. Pestolazzi, con el fin de que le fuera adjudicada, a dedo, la plaza vacante de médico residente, creada expresamente por imposición de la FAJEM (Federación de Ajedrez Mundial). Los gerifaltes de este poderoso organismo deportivo temían, muy seriamente, que alguno, o los dos, grandes maestros que disputaban el campeonato ese año, sufriera una peligrosa lipotimia.

El doctor Filidor viste como un petimetre, levita, polainas, sombrero hongo, guantes de piel de cabritilla para cubrir sus manos que sujetan el puño de marfil de su preciado bastón.A escondidas escribe un tratado filosófico. Imitando al gran Aristóteles lleva años trabajando en su "Tractatus de estética o supremacía de la estética sobre la ética". Curiosamente la única belleza que menciona en su libro es la femenina, si bien hay un extenso apartado dedicado a la estética ajedrecística o la suprema belleza del número; como ladrillo primordial en la formación del universo y encrucijada de posibilidades.

Siempre que se le busca está missing, pero el botones suele estar al tanto de sus andanzas, como de las de todo el personal y clientela del hotel. Acostumbra a localizarlo en menos que termina de cantar un gallo. Le gusta tomarle el pelo y preguntarle por sus avances en el tractatus de estética femenina (el doctor Filidor tuvo la debilidad de comentárselo una vez "sotto voce").

Como profesional de la medicina es un auténtico desastre, debido principalmente a la dejadez con la que diagnostica a sus pacientes, excepción hecha de las bellas damas a las que además de auscultar con detenimiento, acostumbra a convencer para que se sometan a sus técnicas exóticas, tales como diagnóstico a través del iris, estudio de humores hipocráticos, estudio del dedo gordo del pie, etc.

En el caso de Filo y Matilde su sorpresa al conocerlas va pareja con su interés por desentrañar el misterio de estas exóticas damas. Se siente un detective a la busca de los recónditos misterios de la estética femenina.



viernes, 4 de enero de 2019

JIMMY TOU




Ni bien llego al Hotel me entero de que está el bien ponderado y reconocido Dr Crisanto, a quien quisiera consultar estos locos sueños premonitorios de que un Hombre con ademanes muy finos, pero que carece de pelos, demanda de mis pañuelitos y mi sentido del pudor, me dice ninfómana y espera una noche de delirios entre tres...

Tengo que saber a qué se deben estos sueños que me acosan día y noche y no me dejan respirar, se me cae la dentadura y ya no puedo ni hablar.

Si bien es cierto que ansío perder mi virginidad en algún cuarto sombrío de Hotel, no querria que fuera entre piernas y brazos tan blancos que hasta se pudieran confundir con las sábanas.Un hombre que me hablará en alemán y gemirá en Inglés. No señor!! Yo ando en busca de uno más simple, bien morochón que huela a pueblo y que me deje pelos hasta en la almohada, que me cante tangos y que meta sutilemente las manos en mis pañuelitos, así me hace suya sin que me dé cuenta...Son muchos años de soledad y vaya a saber si me animo, si se puede sondear mis adentros.. Ay!!! cómo me acosa la duda!! Necesito de magia blanca para que me devirguen dormida... Creo que eso será lo mejor. Dormida, sí señor... Pero Por favor que no se me aparezca en mi sueño ese depravado blancuzco y lampiño!!!!

Y lentamente y en puntillas de pie, Filo se acerca sigilosa a la puerta del saloncito VIP para ver si acaso pudiera conversar con el profesional, que según ella, encontrará la clave y la solución a su triste padecer.


Finalmente nos asignaron nuestras dependencias: mis padres juntos en una matrimonial, y yo en una single. No les diré que la cena en el "Joie de Vivre" fué excelente, sino deliciosa y exquisita: Petitt bouchée de caviar para el aperitivo; langosta con salsa de ostiones de entrada; abutarda a la cacciatore de fondo; mousse de marrón glacé de postre; café y créme de menthe aux frappé de bajativo. Digamos que una buena cena siempre encuentra un paladar sensible de gourmet.

Hoy por la mañana me enteré de que doña Filomena Masturano había ingresado al Hotel. Parece que la pobre está entrando en delirio, y por lo que me han contado, anda con sueños premonitorios que la tienen algo descompuesta. Según el Dr. Crisanto sufre de repentinos espamos psico-vaginales debido a una histeria mal tratada. Hasta tal punto llega su delirio patológico, que todavía anda pensando en perder su virginidad. Se ve que ha perdido la memoria por completo si es que no sufre de Halzheimer.

Sin embargo me he dado el valor suficiente para acceder a sus delirios, por más que me halle un degenerado, blancuzco y lampiño que murmura en alemán y gime en inglés. Estoy seguro que cuando sienta mis manos acariciando sedosamente sobre sus muslos sus hormonas cobrarán vigor y la entrega será completa. Pero esto no es precisamente lo que me quita el sueño, lo que más me intriga hasta el momento, es que todavía no he visto llegar a Carlos Lebon... No sé en qué ha quedado todo el amor que me juró -ni menos- los besos que le di. No sé qué excusa podrá darme, pero no le perdonaré que falte a nuestra cita secreta. Hablaré con el Detective del Hotel para que le haga el seguimiento.

A ver si hoy puedo asistir a la conferencia del Dr. Crisanto: tengo entendido que hablará del Nahual, el Mezcalito y el Peyote.

En el intertento me iré al fumoir a disfrutar un café cortado y enterarme por los diarios de los chismes de la ciudad.



Nada, nada, no hay problema, jaja, dice el Sr.Pestolazzi a cuyos oídos han llegado rumores sobre huespedes en el hotel que desean utilizar los servicios gratuitos de D. Crisanto y del doctor Sun. Solo tienen que dejar un mensaje en conserjería solicitando estos servicios y los propios interesados darán dia y hora de consulta a sus clientes. Al efecto se abre un buzón en conserjería para que todo el mundo pueda solicitar día y hora de consulta.

Claro que también está dispuesto al efecto el padre Cañibano. A todos aquellos que deseen una confesión general de sus pecados les advierte que antes deberán ponerse a pan y agua, o sea ayuno y abstinencia, durante dos días y ni se les ocurra dejarse seducir por ayuntamiento carnal. A su confesionario deben acudir puros y limpios -bien duchados si es posible-.

En cuanto a Lin yi, profesor de Taichi solo tienen que dejarle nota sobre los temas que deseen tocar en sus clases: relajación, meditación transcendental, cómo combatir el miedo, el estrés, concentración mental para exámenes, etc.



Me dijo el Señor Pestolazzi que se abrió un buzón en Conserjería y ya mismo solicito urgente fecha y hora de consulta con el Profesor Crisanto, con el Dr Sun y con el padre Canibaño!!! Algunos de todos ellos podrá ayudarme con mi triste padecer...

Me contaron por ahí que me creen histérica y con mala memoria... Si bien es cierto que soy despistada, no creo haber perdido aún mi castidad porque jamás he sentido espasmos ni locos delirios en brazos de hombre alguno. Es que Señor, si eso hubiese pasado, no estaría tan sola deambulando por los pasillos. Pues el día que encuentre esos brazos viriles, no dejaré jamás que de ellos me libere ni un mortal.

Si bien es cierto que mi ansiedad es profunda e inconmensurable sigo resistiéndome a la idea de caer en la bajeza de un personaje ruin, blancuzco y lampiño, quien pretende despertarme en un estallido de hormonas. La sola idea de que ocurriera me produce escalofríos, me hace vibrar mi dentadura y se me caen mis pañuelitos.

Yo creo que este acoso de sueños y lujuria me está enloqueciendo porque siento ya una sombra que me persigue por los pasillos...Por Dios y los Santos Evangelios cómo necesito esa cita!!!


Esta Filo siempre tan despistada. No se ha enterado que las notas se dejan en el buzón y la ha dejado sobre el mostrador. Suerte que Brunelli la ha recogido del suelo, la ha leído muy curioso y la ha puesto en el buzón. Imagino que allí habrá respuestas.


Mi muy querido paciente Jimmy Tou (eso del temor a la transferencia doctor-paciente son mandangas inventadas por profesionales poco generosos que pretenden aislarse tras un cristal antibalas al tiempo que cobran suculentos estipendios por las ventanillas): Debo decirle que su caso me apasiona y tal vez necesite usted una sesión en debida forma, con diván y todo eso. Ya buscaré hora porque ando muy ocupado. Este hotel parece más bien un frenopático y no anda lejos el día en el que yo mismo tenga que psicoanalizarme. Pero ahora no me puedo permitir ese lujo.



Veo por sus manifestaciones conscientes que su subconsciente anda un tanto revuelto. Necesita usted compañía, diálogo, amistad, mucho amor y bastante sexo, no nos engañemos. Que la mayoría de los problemas de los ciudadanos en esta maldita sociedad reprimida y arterioesclerotizada proceden de ahí y no de otra parte. Pero nadie se atreve a reconocerlo. El sexo es un tabú poderoso que puesto en manos corruptas manipula, controla y acaba por llevarnos al mísero sexo del consumo desenfrenado. Como si un móvil fuera un consolador y un reality show televisivo una orgía romana.



No me sorprende que haya usted tenido que recurrir a Nina, aunque no tengo muy claro si este recurso prosperó o fue denegado por el tribunal. Esto, querido paciente, no sería malo que lo contara publicamente, porque usted ya sabe que todo lo que se guarda en el subconsciente acaba por pudrirse y oler a muerto. Aunque lo que deduzco de sus cuitas, que son muchas, es que Nina es para usted un pasatiempo y que su verdadero amor es la señorita Filo, que no le hace caso porque sus ofertas seductoras no son suficientes para terminar con los miedos e inhibiciones de esta adorable criatura llamada Filo.



Usted debería moverse más y dejarse de tanto lecho y tantas ataduras, que no parece sino que tenga algunas vetas de sadomasoquista. Mire, hay muchas formas de seducir a una señorita tan recatada como Filo. Mándele flores (creo que en el vestíbulo hay una floristería de primera, atendida por una señorita recién asecendida de segunda división a primera -creo que se ha operado el pecho-) o invítela a una buena cena en el restaurante (creo que el maitre Aloxius Alpedrete está deseando conocer nuevos huéspedes, que el restaurante está un poco de capa caida) o dele una serenata nocturna ante su habitación con un mariachi. Vamos, vamos, que imaginación no le falta.



En cuanto a Carlos Lebon puede que sus requerimientos no vayan por el camino adecuado y se deje ver si usted le propone conocer ciertas zonas de la ciudad que de noche tienen una vidilla que ya,ya. Puede que le tenga un cierto miedo y no se lo reprocho. Cítele en un lugar adecuado, un cabarete por ejemplo, y allí descorche una botella de champagne francés en su honor (no sea rácano) y luego inviten a un par de señoritas a su mesa y tal vez de esta manera usted consiga charlar un rato con su amigo que debe conocer muy bien pero que no lo parece.



En cuanto a lo que me cuenta del detective del hotel ya me han llegado noticias que me hacen pensar que su pose de macho arrasador de hembras es solo eso, una pose. Tengo ganas de que pase por mi consulta pero el Sr. Pestolazzi lo va retrasando todo lo que puede. Tal vez por miedo a quedarse sin detective. Le tengo yo ganas a este Asta de Toro Rodriguez porque daría mucho juego en mi consulta.



Puedo decirle que acostumbra a patrullar el hotel con una magnum 45 enfundada por delante, en el cinturón, y con el cañón hacia abajo, lo que me hace temer por sus partes pudendas. En cuanto ve a una señora hincha el pecho, se abre la chaqueta y enseña su magnum, pero todas salen corriendo. Nuestro detective tiene fama de machito peligroso, creo que incluso llegó a secuestrar a una cliente en cierta ocasión y a punto estuvo de parar entre rejas. Al parecer la cliente no quiso poner la denuncia correspondiente y sí contratar a nuestro detective como guardaespaldas.



Eso me hace pensar que lo que cuenta usted ha podido ser un delirio provocado por la reclusión solitaria que lleva en su habitación desde que se hospedó en el hotel. Claro que no pondría las manos en el fuego por Asta de Toro Rodriguez, ni por él ni por nadie. Otros rumores no confirmados hablan de que algunos clientes le han visto vestido de drag queen en una sala de fiestas del barrio chino. Otros a su vez dicen que en sus ratos libres Asta de Toro hace de guardaespaldas de una madama muy conocida. Una tal Lily. Pero no puedo aceptarlo, de momento, porque a esa tal Lily y a sus pupilas, casi todas, las conocí en Madrid no hace mucho tiempo, antes de ser contratado por Pestolazzi.



Mucho me temo que esto es un lío pistonudo, como oí decir en cirta ocasión a un castizo. Creo que eso de pistonudo viene por los pistones de los coches, aunque podría ser cualquier cosa, que yo soy de ascendencia italiana y no comprendo muy bien el lenguaje castizo o cheli. Me temo que deberán ir pidiendo hora todos ustedes y comenzar un psicoanálisis de una década para aclarar tanto desbarajuste.



En cuanto a los ruidos nocturnos bien pudieran ser vampiros con forma de murciélagos o algún amante desesperado que anda de ventana en ventana o tal vez ciertos fenómenos paranormales que requieran la intervención de D. Cristanto, mago blanco. Usted verá, pero yo le aconsejaría que saliera de su habitación y comenzara a moverse por el hotel como una peonza. Así lo que le suceda le ocurrirá rápido y dejará de sufrir esos ruídos nocturnos y esas fantasías sadomasoquistas que no es que sean malas pero donde esté la actividad que se quite la fantasía. No es por nada. Y se me ocurre que el padre Cañibano tal vez tuviera algo que decir, pero no hay quien lo saque de su capillita y de las confesiones generales a ciertas beatas de la ciudad que han dado con él, ¡vaya usted a saber cómo!.



Un saludo afectuoso y no se olvide que tiene hora concertada con su terapeuta. No sabemos aún qué hora porque eso dependerá de imprevistos.



Mientras tanto muévase que la quietud es el diván del demonio según dice el padre Cañibano.



El doctor Sun, discípulo de Sun.





Estimado Dr. Sun:

Me he enterado que Don Carlos Leblon ya está en el Hotel. En vano he tratado de sobornar al Sr. Olmos para que me diga en que habitación se aloja. No le puedo decir la congoja que se alberga en mi corazón, después de tantas promesas que me hizo. Le repito que en el viaje de San Petersburgo a Buenos Aires, logró seducirme en cuerpo y alma, y hasta el momento -pese a que le prometí mantener nuestra relación en el más secreto sigilo- no se anima a recibirme.

Invité a doña Nina a mi cuarto (sin que lo supieran mis padres) para que me diera valor y consejos para rescatar el amor de este señor que me trae loco y casi desquiciado.

Doña Filomena Masturbano, pese a todo el fraternal amor que le profeso, se declara tímida y no se anima a perder su virginidad -según ella- con un espantapájaros blancuzco y lampiño como yo. No sé qué hacer. Ni siquiera estoy entre la espada y la pared, sino que virtualmente en el limbo.

Por las noches, en la soledad de mi habitación, escucho voces, golpes en la puerta, en la ventana de mi balcón, pero me asomo, y !nada!

A tal grado llega mi desesperación y conturbación, que ayer tuve que pedirle al detective del Hotel, don Antonio Asta más conocido como Toro Rodriguez, un para de esposas y, en secreto acordamos que me ataría las manos con las esposas a eso de las 11:30 de la noche, para liberármelas a primera hora de la mañana.

Ayer cuando vino a cumplir el acuerdo, lo noté que hacía mucha parsimonia antes de liberarme las esposas. Descubrió las cobijas de mi cama y me quedó contemplando largamente. El sabe que yo suelo dormir desnudo. Después de contemplarme largamente, el Toro Rodriguez me preguntó: "¿Y cómo ha amanecido hoy don Jymmy?"

Sin poder contener mi furor le espeté: "Desátame ya, infeliz, que tengo los brazos entumecidos"!

No obstante, con su mismo gesto prepotente pero ahora lleno de lascivia, procedió a desatar una de mis muñecas para cerrarla nuevamente en uno de las varillas del respaldo de mi cama.

Presa de terror le girté: "Te doy 24 horas para me liberes de estas esposas!"

Como si no hubiera escuchado nada, prosiguió contemplando mi cuerpo preso de una voluptuosidad indescriptible. Un hilillo de baba le chorreaba por la comisura de sus labios. Acto seguido, comenzó a abrirse la guerrera arrojándola al suelo. Un pecho fornido y velludo apareció ante mi vista. Y, cada vez, con movimientos más lentos, el Toro Rodriguez, comenzó a desatarse su cinturón de cuero. No alcancé a dicir ni "pío" cuando me coge con sus musculosos brazos por los tobillos y me voltea en la cama, boca abajo. Ni un segundo pasó y me da tres azotes en las nalgas que me enardecieron como un volcán. ¿¡Que pretendes de mi Toro!? - le grité. No hubo respuesta.

En ese momento, creo haber sufrido un ligero desmayo. Cuando volví en mi, me desperté sintiendo un jadeo du búfalo en la nuca.

Yo no sé cómo fué. Qué pasó. Pero ahora me hallaba liberado de las esposas, laxo y sereno.

Lentamente me volví, miré a mi alrededor. Pero el Toro Rodriguez, ya no estaba en mi habitación.

Dr. Sun, le comento este episodio para su análisis, y espero lo mantenga en la más estricta confidencialidad.

Alguna explicación habrá de haber.

Agradecidamente suyo,

JymmyTou






Hoy, en medio de las dudas y las sospechas, con mi corazón atribulado, llamé por el interno al Padre Cañibano para que me diera una audiencia. Sin ninguna resistencia accedió a mi visita. Provisto de su sotana, su estolas y epístolas, me recibió en su cuarto. Libros de todos tipos, clases y órdenes muy bien empastados yacían tirados por doquier. En la perilla de su catre pendían su silicio, su escapulario y su casulla.. Trás ofrecerme un vinillo ajerezado, me preguntó por el motivo de mi visita.

"Estoy muy angustiado Padre Cañibano -improvisé- pues desde que estoy llegado a este Hotel, espero a un hombre que habiéndome profesado todo su amor incondicional, no se ha hecho presente".

"¡Pero qué cosas me cuentas, hijo mío!" -replicó Cañibano.

"Difícil de explicar padre, pero he de confesarle que don Carlos Leblon, se ha instalado en lo profundo de mi corazón, mi alma y mi mente". "Tanto así, que he tenido que recurrir al Toro Rodriguez -detective de este Hotel- para que todas las noches me ate las manos con esposas, para no desembocar mi pasión en actos non-sanctos"

"Proseguid" - me respondió el Padre Cañibano-

"A resultas de ello, el bribón del Toro Rodriguez, me ató de manos a las perillas del catre y procedió a ultrajarme a su antojo y amaño".

"¿Contra tu voluntad, Jimmy"?. "Sí Padre, le dí 24 horas para que abandonara mi habitación, pero el cretino se negó, y sucedió lo inevitable"

"Terrible situación, hijo mio" "Y, ¿Estás arrepentido, Jimmy?

"Para nada, Padre Cañibano" - "El motivo de mi visita era plantearle, si le interesa que hagamos un "manage-a-trois" con el Toro Rodriguez......"



El padre Cañibano es un anciano muy anciano, el pelo canoso, pequeñito y poquita cosa, muy bajito. Anda como si pisara huevos pero su lengua es tan ágil como antaño. Nadie sabe cómo llegó al hotel porque su sotana está raída y no oculta en el breviario una tarjeta visa oro. El botones, que siempre se entera de todo, dice que con la colecta de sus seguidores se ha recorrido medio mundo predicando su cruzada que siempre termina igual: arrodilláos, pecadores, que el Apocalipsis está a la vuelta de la esquina.

Al parecer ha encontrado en el Sr. Pestolazzi un buen aliado. Este hombre perfumado es muy inseguro, todo le da miedo y busca en la religión un asidero para sus múltiples dudas. Antes charlaba mucho con Don Constante, clérigo protestante, pero hace algún tiempo que desapareció sin dejar rastro. Ha recibido al padre Cañibano con los brazos abiertos y le ha puesto a cargo de la capillita del hotel y le deja un saloncito muy recoleto para que charle con sus beatas. Estas enseguida se han enterado de su estancia en el hotel y le asedian noche y día.

A veces se queda solo en el saloncito, paseando a pasitos cortos y leyendo el breviario, en latín por supuesto. Es un libro viejo y resobado. Dice la misa de Pio V y nunca se ha quitado la sotana, ni para irse a la cama.

En esta situación lo encuentra un huesped que se ha colado como Pedro por su casa. Le pide confesión y el padre Cañibano lo mira asombrado. Es joven y viste un tanto estrafalariamente. No sabe si le está tomando el pelo, pero por si acaso se pierde una ovejita descarriada decide escuchar sus cuitas. Sentados en dos butacones orejeros Jimmy Tou, así dice llamarse, le cuenta sus ansias libidinosas y el padre Cañibano respira entrecortadamente. Por un momento siente la tentación de excomulgarle y anamatizarle, luego de darle con el breviario. Finalmente se pone tan colorado que se atraganta y tose como si tuviera la gripe aviar.

Cuando el muchacho le habla del detective del hotel, Hasta de Toro, y de sus historias perversas el pelo canoso del padre Cañibano se pone negro como la tinta. La proposición final es apocalíptica. Jimmy Tou le sugiere un trío con el detective y nuestro buen anciano está a punto de estallar. Se pone de rodillas, se persigna y comienza a exorcizarlo como si fuera el mismo demonio. Vade retro Satanás.

El padre Cañibano sufre un ataque apoplético y Jimmy Tou creyéndolo abismado en profundos pensamientos se retira con una sonrisa sardónica en la comisura de los labios. ¿Qué anda tramando este jovenzuelo?. Tal vez sea el mismo demonio disfrazado de Jano, el de las dos caras -¿o eran más?-.

Otro día les hablaré de la cruzada del padre Cañibano, váyanse preparando.




Por una de esas casualidades, aburrido y sin saber qué hacer, despues del soponcio que le provoqué al padre Caribaño, quien me dió con el brevario por mi osada proposición, me fuí a uno de los salones del Hotel donde para grande de mis sorpresas, habia un Blüthner de concierto, con una cola más larga que el vestido de Sissy. Impulsivamente compencé a tocar unos acordes de "Mi Corazón se abre a tu Voz", de Sanson y Dalila de Camille Saint-Säens. No hube bien avanzado los primeros compaces, y siento detrás mío una voz tan poderosa, prístina y cristalina, con una coloratura que nunca habia oido antes. Seguí tocando de memoria.... "!Repond a ma tendresse"! seguía canatando la voz, que por están tan cerca mío, casi me reventaba los tímpanos. Lo que sigue es casi innarrable: la soprano de coloratura, se emocionó tanto con el pasaje, que su voz se quebró definitivamente al final del pasaje.

!Se trataba nada menos que de Sofía de Hannover!

Repuesta de la emoción, procedió a presentarse y me felicitó por la facilidad de que -sin conocernos- hubiéramos hallado tan espontáneo afiatamiento entre piano y voz.

Tras ver a esta coloso, mas grande que ropero de tres cuerpos, sólo atiné a invitarla a tomar una copa de champagne en la terraza del Hotel junto a la piscina.

Me contó de su trayectora por los diversos escenarios del Metropolitan, La Scalla, El Colon, The Royal Opera House. Como anécdota me narró que cuando le tocó hacer "Brünhilde, en Die Walküre, en los Festivales de Beyreut, el regisseur había pensado ponerle un caballo de verdad para entrar a escena, pero debido a su peso, no hubo animal que la resistiera....

Como la viese un poco deprimida, le ofrecí invitarla a una cena íntima en mi habitación, la cual aceptó sin tapujos y con cierto entusiasmo.

Cenamos frugalmente unos cuadros de canapés de salmón de roca y caviar y una variedad de quesos con frutas, regado con un Chardonné bien heladito.

Al final de la cena, le pedí como un favor que me cantara el pasaje de la "Inmolación de Brünilde" del Ocaso de los Dioses. Yo tendido sobre mi cama, la observaba cómo su garganta vibraba con sostenidos trinos. Fué tal su ímpetu en la interpretación, que en vez de arrojarse sobre la pira, se arroja con sus 180 Kilos sobre mi! La cama se desplomó por completo. Y me hundió dos costillas.

Al estruendo, llegaron el Señor Olmos, el Toro Rodriguez, y el padre Caribaño.....

Al contemplar la escena, se miraron los tres, meneando la cabeza.

Cosas de artistas......



Sofía de Hannover es una mujer gruesa –no diremos gorda porque eso no se lo dice un caballero a una dama, pero gruesa sí que es gruesa- y aparte de su condición de soprano en declive las grasas de su mala época, cuando el director de orquesta doctor Karoján la dejó y se puso a comer pasteles como una loca, nunca perdió su condición de amante apasionada y compulsiva. Tanto que lleva una agenda para recordar el nombre de sus numerosos amantes.



Como su recital en el hotel se suspendió, por imprevistos, esta noche caminaba a pasitos cortos y muy pesados hacia el salón donde los varones suelen fumarse sus puros (la prohibición aún no ha llegado al hotel) buscando compañía para combatir su soledad y sus cuitas. De pronto oyó en una esquina el piano de cola que tantas veces tocaran sus acompañantes, cuyos nombres ya olvidó como olvida todo. Se lo ha regalado a Pestolazzi quien lo colocó inmediatamente en el salón de los fumadores a ver si lograba ahuyentar humos y atraer melómanos.



Las manos suaves de un joven vestido de manera rara (Sofía utiliza un monóculo porque le está fallando la vista, entre otras cosas) acariciaban una melodía con impulso romántico. La reconoció al pronto, Camille Saint-Saens, Sansón y Dalila que ella cantara en el Liceo de Barcelona hace ya tantos años que un suspiro terrible sale de su boca como un vendaval. Y se puso a cantar con la pasión de la juventud.



Un joven y además melómano, y por si fuera poco delgado y atractivo. Sofía de Hannover no cabe en sí de gozo y le falta tiempo para invitarlo al restaurante donde Aloxius Alpedrete les prepara algo rápido, por las prisas. La soprano invita al joven a su cuarto donde se ha mandado instalar un piano de andar por casa, para emergencias. Decide reinterpretar su papel de Brunhilde que tanto éxito le diera con Koraján. Llega al éxtasis y no puede soportar más su pasión amorosa. Se lanza sobre el pobre Jimmy Tou que la mira asombrado porque por mucho que lo intenta no puede mirar nada más en el cuarto, ella lo ocupa todo.



De pronto una enorme mole amorosa cae aplomo sobre el lecho de Jimmy Tou que queda atrapado entre las carnes de Sofía y el somier que ha dado en el suelo con tanto impulso. El joven, ingenuo él, piensa que ha sido el deseo incontrolable de la soprano de arrojarse a la pira la causa del desastre. No conoce las toneladas de pasión que albergan los pechos de la soprano, que se pone a buscar al jovenzuelo entre el estropicio, ansiosa por oprimir su figura contra sus pechos maternales. No puede encontrar nada que no sea ella misma y entonces llama al detective del hotel que aparece con la magum 45 desenfundada y a punto de disparar a todo lo que se mueva (menos mal que no se mueve nada). El Sr. Olmos, jefe de camareros, aparece por allí, temeroso de que el Sr. Pestolazzi le achaque el estropicio y el padre Cañibano por si fuera precisa la extramaución o la confesión “in artícolo mortis”.



Visto que visto el panorama todos mueven la cabeza y salen corriendo cuando la famosa soprano, a voz en grito, les pide ayuda para ponerse en pie y socorrer a su adorado jovenzuelo, Jimmy Tou, que no sabe dónde encontrará su cabeza, si la encuentra.






Después de este desastre con doña Sofia de Hannover, mi eterna espera por don Carlos Lebon -que nunca responde a mis llamados a su habitación- la contumaz negación del Padre Caribaño, el vejámen sufrido por el Detective del hotel, Antonio Asta, (El Toro Rodriguez), no quiero siquiera enterarme de que un Gigoló se ha instalado en este hotel!. Anoche hablé con mis padres, y tras largas explicaciones, les dije que partiría rumbo a Buenos Aires en busca de..... nuevos aires.

Espero que tal aire, cicatrice mis heridas. Acabo de romper mi retrato, y me siento rejuvenecido como Cleopatra despues de su baño de leche.... "!Mohamed!" - "!Sécame!".

¡Este hotel me asfixia! Que estuve a punto de arrojarme de la ventana del 5to piso como Mademoiselle Le-Louch en la cinta de Roman Polanski.... No duermo tranquilo. Oigo mil pisadas y carreras por los pasillo en las noches. Golpean mi puerta y ventanas.

Doctor SUN! Adios. Ya nada me sirve: no puedo dormir ni con su té de naranjo.

Mañana me embarco en el Queen Mary. Me voy para Buenos Aires.

Adios. Este hotel se ha convertido en !"la casa de los espíritus"!





Que nada facil fue llegar el Hotel Joie de Vivre, -màs aùn con mi familia a cuestas - Obviamente que no dejó de llamarme la atención el cartelito pegado en la habitacion pegada al lobby "Conferencias-coloquio de D. Crisanto, mago blanco". Y yo, aparte de ayudar a mis padres con sus bultos y baùles, tuve que ensuciar mi estupendo traje blanco de lino, y rozar mis zapatos bicolor con ese maldito betùn de las maletas. No sè, a estas alturas parece que ya no se puede ser elegante! Y la servidumbre, totalmente inútil.

Algo habia leído de los cuentos de don Juan de Carlos Castaneda, y el "cartelito" sobre la conferencia de D. Crisanto, me intrigó de entrada.

Sin embargo, pese a haber arruinado mi traje de lino y mis zapatos bicolores, lo principal habíase logrado: Notre arriveé dans l'Hotel Joie de Vivre!

Ahora tenia que averiguar donde o cuando llegaria Carlos Lebon y esa ninfómana de la Filomena Masturano!

Con la parsimonia de costumbre tuve que soportar el interminable soliloquio del Sr. Pestalozzi, quien me habó del tiempo, de la posible guerra, y de la "extraña" conferencia que dictaría Don Crisanto.

Instalado en mi habitación, recordé "LA MARCHA NOCTURNA" -este es el más alto grado de la brujeria y ahora, durante mi estadia en la Joie de Vivre tendría que poner a prueba todas mis artes para zafarme o integrar a la Masturano, y lograr esa comunicación sutil con Carlos Lebon. Imagino sin saber como abordar a Carlos Lebon: creo que le interesa la mùsica, Vivaldi, Bach, Rossini y los pintores impresionistas. Pero en fin, lo imporante es que luego llegarán Carlos y doña Filo y tendré que enfrentarlos como corresponde.

Obviamente que no me perderé la conferencia de Don Crisanto - me han dicho que es un hombre de gran conocimiento - aprovecharé de consultarle sobre la iniciación esotèrica, si requiere mucho expendio de energia sexual o si debo mantener castidad.






Dígame alguien por favor en qué habitación se halla ese maldito Doctor Carlo Sun!

Que con mi traje de lino hecho leña, mis zapatos arruinados, y mis padres cateteando encima mío no aguanto este exordio del "Heraldo del bien que Vendrá"! Será el Hotel Joie de Vivre, pero necesito un psiquiatra urgenteeeeeee!!!!!! El olor aqui es apestante! Tanta mujer histérica! Tantos excéntricos llegando. Como si se hubiesen acordado para este encuentro. A veces pienso que vamos en el "Expreso de Oriente" o como que estamos próximos a amprender el Viaje a Reims....

Ya sé que el Dr Sun es bajito, enjuto, morenazo como buen siciliano que es; y que sus orígenes le han dado más problemas que sus locos. Pero yo estoy loco tambieeeeeeeen! Imagínense: sin todavía ver a Carlos y sabiendo que la Masturano me acosará en cualquier momento. Si al menos hubiese aparecido el señor Buenavista para distraerme un poco con su charla de su paso por el MIT y las competencias de regata en Boston! O comentar al menos las famosas amistades del presidente del FMI..... Pero aquí estoy esperando en medio de este marasmo esperando al Señor Olmos que se digne a recibir a mis padres, a mi, (pobrecito yo) y nuestro equipaje. Jefe de Camareros! - de seguro se está masturbando con una pelicula porno con algun coleguita!-

Que horror! son las 11 de la noche y recién nos han asignado nuestros cuartos!

Creo me daré un baño de tina y despues veré si es que puedo bajar a comer algo.....




Ni bien llego al Hotel me entero de que está el bien ponderado y reconocido Dr Crisanto, a quien quisiera consultar estos locos sueños premonitorios de que un Hombre con ademanes muy finos, pero que carece de pelos, demanda de mis pañuelitos y mi sentido del pudor, me dice ninfómana y espera una noche de delirios entre tres...

Tengo que saber a qué se deben estos sueños que me acosan día y noche y no me dejan respirar, se me cae la dentadura y ya no puedo ni hablar.

Si bien es cierto que ansío perder mi virginidad en algún cuarto sombrío de Hotel, no querria que fuera entre piernas y brazos tan blancos que hasta se pudieran confundir con las sábanas.Un hombre que me hablará en alemán y gemirá en Inglés. No señor!! Yo ando en busca de uno más simple, bien morochón que huela a pueblo y que me deje pelos hasta en la almohada, que me cante tangos y que meta sutilemente las manos en mis pañuelitos, así me hace suya sin que me dé cuenta...Son muchos años de soledad y vaya a saber si me animo, si se puede sondear mis adentros.. Ay!!! cómo me acosa la duda!! Necesito de magia blanca para que me devirguen dormida... Creo que eso será lo mejor. Dormida, sí señor... Pero Por favor que no se me aparezca en mi sueño ese depravado blancuzco y lampiño!!!!

Y lentamente y en puntillas de pie, Filo se acerca sigilosa a la puerta del saloncito VIP para ver si acaso pudiera conversar con el profesional, que según ella, encontrará la clave y la solución a su triste padecer.


Finalmente nos asignaron nuestras dependencias: mis padres juntos en una matrimonial, y yo en una single. No les diré que la cena en el "Joie de Vivre" fué excelente, sino deliciosa y exquisita: Petitt bouchée de caviar para el aperitivo; langosta con salsa de ostiones de entrada; abutarda a la cacciatore de fondo; mousse de marrón glacé de postre; café y créme de menthe aux frappé de bajativo. Digamos que una buena cena siempre encuentra un paladar sensible de gourmet.

Hoy por la mañana me enteré de que doña Filomena Masturano había ingresado al Hotel. Parece que la pobre está entrando en delirio, y por lo que me han contado, anda con sueños premonitorios que la tienen algo descompuesta. Según el Dr. Crisanto sufre de repentinos espamos psico-vaginales debido a una histeria mal tratada. Hasta tal punto llega su delirio patológico, que todavía anda pensando en perder su virginidad. Se ve que ha perdido la memoria por completo si es que no sufre de Halzheimer.

Sin embargo me he dado el valor suficiente para acceder a sus delirios, por más que me halle un degenerado, blancuzco y lampiño que murmura en alemán y gime en inglés. Estoy seguro que cuando sienta mis manos acariciando sedosamente sobre sus muslos sus hormonas cobrarán vigor y la entrega será completa. Pero esto no es precisamente lo que me quita el sueño, lo que más me intriga hasta el momento, es que todavía no he visto llegar a Carlos Lebon... No sé en qué ha quedado todo el amor que me juró -ni menos- los besos que le di. No sé qué excusa podrá darme, pero no le perdonaré que falte a nuestra cita secreta. Hablaré con el Detective del Hotel para que le haga el seguimiento.

A ver si hoy puedo asistir a la conferencia del Dr. Crisanto: tengo entendido que hablará del Nahual, el Mezcalito y el Peyote.

En el intertento me iré al fumoir a disfrutar un café cortado y enterarme por los diarios de los chismes de la ciudad.



Nada, nada, no hay problema, jaja, dice el Sr.Pestolazzi a cuyos oídos han llegado rumores sobre huespedes en el hotel que desean utilizar los servicios gratuitos de D. Crisanto y del doctor Sun. Solo tienen que dejar un mensaje en conserjería solicitando estos servicios y los propios interesados darán dia y hora de consulta a sus clientes. Al efecto se abre un buzón en conserjería para que todo el mundo pueda solicitar día y hora de consulta.

Claro que también está dispuesto al efecto el padre Cañibano. A todos aquellos que deseen una confesión general de sus pecados les advierte que antes deberán ponerse a pan y agua, o sea ayuno y abstinencia, durante dos días y ni se les ocurra dejarse seducir por ayuntamiento carnal. A su confesionario deben acudir puros y limpios -bien duchados si es posible-.

En cuanto a Lin yi, profesor de Taichi solo tienen que dejarle nota sobre los temas que deseen tocar en sus clases: relajación, meditación transcendental, cómo combatir el miedo, el estrés, concentración mental para exámenes, etc.




Me dijo el Señor Pestolazzi que se abrió un buzón en Conserjería y ya mismo solicito urgente fecha y hora de consulta con el Profesor Crisanto, con el Dr Sun y con el padre Canibaño!!! Algunos de todos ellos podrá ayudarme con mi triste padecer...

Me contaron por ahí que me creen histérica y con mala memoria... Si bien es cierto que soy despistada, no creo haber perdido aún mi castidad porque jamás he sentido espasmos ni locos delirios en brazos de hombre alguno. Es que Señor, si eso hubiese pasado, no estaría tan sola deambulando por los pasillos. Pues el día que encuentre esos brazos viriles, no dejaré jamás que de ellos me libere ni un mortal.

Si bien es cierto que mi ansiedad es profunda e inconmensurable sigo resistiéndome a la idea de caer en la bajeza de un personaje ruin, blancuzco y lampiño, quien pretende despertarme en un estallido de hormonas. La sola idea de que ocurriera me produce escalofríos, me hace vibrar mi dentadura y se me caen mis pañuelitos.

Yo creo que este acoso de sueños y lujuria me está enloqueciendo porque siento ya una sombra que me persigue por los pasillos...Por Dios y los Santos Evangelios cómo necesito esa cita!!!



Esta Filo siempre tan despistada. No se ha enterado que las notas se dejan en el buzón y la ha dejado sobre el mostrador. Suerte que Brunelli la ha recogido del suelo, la ha leído muy curioso y la ha puesto en el buzón. Imagino que allí habrá respuestas.





miércoles, 26 de diciembre de 2018

EL CEMENTERIO DE LENN




Querido amigo: Te voy a dar algunas ideas para tu personaje humorístico. Lo puedes ir trabajando con tiempo puesto que aparece en el congreso y aún queda un poco. No recuerdo si habías elegido a algún secundario. Si no es así te puedo dar algunas ideas. Dime también si quieres participar en la escena del casino con algún personaje.

     En cuanto al Sargent Pepper o como al final quieras llamarlo. Creo recordar que te gustaba el humor negro. Podemos empezar a esbozarlo para que nos hagamos una idea de cómo funcionará como humorista. Puede ser joven, la ropa y la forma de moverse tiene que ser idea tuya. No sé exactamente cómo te gustaría que fuera. Si es joven se supone que su humor es bastante rebelde, de choque. Se mete con los políticos porque no le gustan nada los trapicheos que tienen para engañar a la gente.

    Tenemos que buscar una fórmula para expresar su humor. Podría ser, si te gusta, una especie de transformista que convierte a políticos conocidos o ficticios en monstruos de la mitología del terror. Me estoy refiriendo a Drácula, Frankestein, el hombre lobo, etc. De esta manera los políticos a parodiar llevarían una vida normal durante el día y por la noche se reunirían en un cementerio como lo que verdaderamente son. Es decir, pongamos por caso un presidente de algún país. Durante el día realizar sus funciones con toda normalidad, pero por las noches escapa de sus escoltas y se reúne en un cementerio al que podríamos poner nombre y describir. Allí asume su verdadera naturaleza, de vampiro, hombre-lobo, etc y habla con los restantes personajes sobre cómo va la política y lo que de verdad quieren hacer. Sería algo así como la política gobernada por terroríficos monstruos, eso sí muy divertidos.

     En cuanto a los antecedentes y la biografía del personaje, puedes ir pensando en cómo llegó hasta el humor. Por ejemplo le gustaban los comics de monstruos y las películas de terror. Cuando fue reconocido como adulto no podía dejar de imaginar a los políticos que veía por la televisión como esos monstruos de los comics o las películas de terror. En su casa se dedicaba a disfrazarse y aterrorizar a la familia. Hasta que ésta, cansada de aguantarle, le buscan un mánager para que lo exhiba por salas de fiestas y cabarets. De esta manera se hace también un golfo, aparte de humorista.

     Si te parece la idea puedes ir trabajándola, si crees que prefieres otra idea o cambiar algunas cosas, me puedes dejar tus ideas para que podamos trabajarlas un poco.

    En cuanto a la escena del casino. Si quieres participar. Podrías asumir el control de algunos personajes. Estoy pensando en hacer que el hotel tenga unos sótanos especiales para guardar mascotas de los clientes caprichosos. Allí habría un encargado, un viejo domador de circo retirado, que es convencido por los niños para que les deje sacar a sus mascotas la noche del follón en el casino. Allí aparecería este personaje intentando reducir a los animales y a los niños. Confírmame si te interesa la idea o te gustaría cualquier otra, como un tahúr o fullero profesional que intenta reclutar gente para un poker privado, o cualquier otro personaje que te imagines.

   En cuanto a participar en el Parnaso como un dios. Puedes ir pensando en ello, en el nombre, en qué tipo de dios te gustaría ser y en cómo controlarías a tus personajes. Hay tiempo para ello. Pero puedes dejar que la imaginación vaya trabajando cuando se siente un poco inquieta. Dale a morder a alguno de tus personajes para ver qué sale.

jueves, 13 de diciembre de 2018

PRESENTACIÓN ANNE




Anne es una chica muy formal y trabajadora. Le ha tocado así la vida porque no nació en cuna de oro y pues la vida para los que nacieron bajo determinadas circunstancias sociales es de pura lucha. Tampoco es que padeciera de hambre nunca en la vida, pero la soltura en el presupuesto nunca ha sido una constante en la vida. No obstante esta chica es una persona alegre y practica que considera que todo puede conseguirse con empeño y fortaleza. Sonríe siempre a la vida porque en realidad amargandose lo único que se consigue es arrugarse mas pronto. La vida es solo una y es demasiado breve para desperdiciarla con tontas consideraciones éticas o morales creadas hace 2000 años... pero no nos malentendamos, que valora su libertad de pensamiento: MUCHO, pero de ahí a ser libre para tener relaciones sin pensar, bueno eso tampoco. Como su posesión mas valiosa son sus sentimientos, los valora y protege a tal punto que no permite que cualquiera tenga acceso a ellos y procura relacionarse con una persona por mucho tiempo antes de abrirle el corazón y la mente. Y esa es Anne... en resumen, bastante habil con las relaciones laborales y personales, creandolas suficientemente profundas como para triunfar en el mundo laboral que la rodea, pero no lo suficientemente profundas como para hacerla sufrir por amor...

Una persona no buena y no mala, que no hace maldad a proposito pero que tampoco permite que la traten mas mal de lo que sea estrictamente necesario.

Un buen día de Dios la fortuna (esa viciosa diosa que no tiene nada que hacer) estaba sentada en el portal de su casa.

Una era se terminaba, pero Anne era demasiado ingenua sobre la verdadera maldad del ser humano como para entenderlo entonces.

La noticia llegaba, su abuela materna fallecía... y un secreto era develado entonces. Sin que nadie lo supiera la señora había acumulado las ganacias de su negocio que se sabía bueno, pero nadie sospechaba hasta que punto. Aislada como vivía al momento de su muerte fue mucha la sorpresa de sus hijas y bueno a la pobre Anne que no sabía nada de la abuela que vivía lejos de por si, solamente la abordó una ola de nostalgía. No entendía porque tenía el extraño presentimiento de que este acontecimiento presagiaba que una nube negra se avecinaba sobre su cabeza. Y bueno la noticia venía acompañada con otra: Le había heredado toda su fortuna a ella, la única heredera. Las hijas y el resto de la fmailia que vivian cerca de ella estaban en la calle, luego de esperar por muchos años su muerte para heredar.

Sin quererlo y sin estar preparada para tanto se encontraba por capricho y voluntad de la madre de su madre en el medio de una voraz lucha de poder, que habría de costarle -lo presentía ya - la natural alegría al encarar el día a día.


Era el fin de una era.






Bien, con más tiempo vamos a empezar el análisis de cada personaje y ver sus posibilidades narrativas. El personaje parece, sin darle más vueltas, una excelente persona, práctica, con la cabeza muy bien amueblada, con ideas muy razonables sobre la moralidad y una filosofía de la vida que le va a traer muy pocos quebraderos de cabeza. Eso es malo para el personaje porque necesita que la vida le traiga un quebradero de cabeza tras otro para que la historia se haga interesante.

Por eso las novelas y las ficciones son mucho más interesantes que la vida real, no porque sucedan muchas más cosas, que a veces no suceden, sino porque en la ficción todo se desmelena y los personajes dejan de ser políticamente correctos para enfrentarse a situaciones que difìcilmente se suelen dar en la realidad.

Esto es solo una sugerencia, pero intentemos dar al personaje otros aires. Olvidemos que es un poco nuestro gemelo, al que queremos y apreciamos mucho, e intentemos verle simplemente como personaje. Ahora que le viene una herencia encima podemos aprovechar el vuelco que da su vida para intentar hacerle cambiar. Por ejemplo se me ocurre que el personaje es poco arriesgado en general y menos en amores. Hagamos que un buen número de admiradores, seductores y halagadores de lengua fina, se acerquen a ella, ahora millonaria, para intentar seducirla. Ella los estudiará uno a uno, con su proverbial pragmatismo y sentirá la tentación de echarles a patadas. Pero hagamos que el pesonaje cambie.

Se lo piensa dos veces y entra en el juego de la seducción, de una manera irónica, burlándose de ellos, viendo hasta dónde quiere llegar. Una vez que un personaje va adquiriendo su propia entidad acabará por írsenos de las manos. Esto es buenísimo. Es la meta de todo autor: lograr que su personaje funcione por sí mismo, incluso al margen de lo que el autor piensa y desea de él. Puede que Anne en este juego se deje llevar y termine donde no quiere, pero eso no es previsible y lo decidirá el mismo personaje.

En este cambio gradual se producirán situaciones humorísticas. Ella querrá seguir manteniendo su actitud de mujer razonable a toda costa pero tendrá comportamientos poco razonables y habituales. De esta manera en esta lucha veremos qué nos sucedería a nosotros en la vida si empezáramos a comportarnos de manera poco habitual, intentando cambiar el concepto que tienen de nosotros los demás. Al personaje le sucederá igual. Será un bonito experimento. No te digo cómo enfocar la historia porque creo que es tuya y debes llevarla manejando las riendas. Hay que pensar en cómo hacer que la nueva millonaria se enfrente a la nueva situación. Un abrazo.


Bien, hoy no puedo hacer un análisis a fondo porque ando escaso de tiempo. Sí decir que ya tenemos una excelente base para empezar a trabajar. Os propongo para la próxima semana una vuelta de tuerca al personaje. Ahora hay que ir por el lado humorístico, llegar a la parodia, utilizarlo todo para lograr que el personaje, sin dejar de tener algo propio del autor resulta tan irreconocible que ni las personas que mejor nos conocen puedan sospechar que somos nosotros quienes estamos detrás del personaje.

Iré punto por punto, pero me habéis dado una buena base. Ahora se trataría de exagerar algunas de las cualidades o defectos del personaje, convertir en patologías los meros defectos y en virtudes tan deslumbrantes que resulten risibles las cualidades. Por ejemplo yo utilizaría eso de no salir de casa y lo haría algo fóbico. Ya lo he utilizado en mi caso, que me pasa tres cuartos de lo mismo y da buen resultado. Sin dejar de lado la narración de las peripecias del personaje se pueden ir trabajando esas cualidades. La narración podría continuar cuando al personaje le comunican que es millonario, su reacción, las reflexiones prácticas que este evento genera, por ejemplo buscar un banco, un asesor fiscal, etc.



Seria cosa que supieran la cantidad de veces que he posteado y por un error de mi computadora pierdo el texto... Igual mejor... de ésta forma Anne no tiene la vida seria de esos momentos en que estaba estresada... Ahora la pobreta de Anne le toca lidiar con unos dedos agotados luego de trabajar por 10 horas y con un par al menos por venir.

Veamos donde nos quedamos...

Anne, querida niña, esta noche no estaba de humor para encerrarse en la casa, hacerse la cena y ver tele o hacer el amor en solitario antes de dormir. Esta noche se le antojaba una aventura salvaje e inenarrable: Iba a pedir una pizza.

La visualizaba con el queso derretido y horneado y mucha salchicha italiana. Que cosas, no importa cuanto se sabe de mercadeo, el mercadeo siempre logra envolverte. La imagen del queso derretido que va desde la pizza hasta la pieza que intentas llevarte a la boca se vuelve alucinante. Intentas con todas tus fuerzas romper el cordon umbilical de queso, pero la pizzita no quiere separse de su mami... caramba que fuerte! Ya usando drogas esas fantasias mias como se pondrian??

Pero bueno, esa noche Anne estaba drogada... nada ilegal por supuesto, restos de mucha adrenalina, las hormonas revueltas de la ovulación, el medio litro de café de su enorme taza para capuccino... esos vicios y sus delicias.

Ahora la decisión.... invito al repartidor a que pase y dejamos enfriar la pizza o lo dejo irse con simplemente una propina. Ahhh la vida y sus conflictos, nada te prepara para las decisiones que debes tomar.

El repartidor se fue con solamente la propina. No le gusto su olor o simplemente la pizza olia mas rico y no era cosa de dejarla enfriar. Y ahora... a abordar la aventura. Una deliciosa pizza de doble queso con la orilla rellenita de tres tipos de quesos. Bon Apetit Anne!!!


El personaje mio es mas bien muy realista y enamorado de los sentimientos y de las realidades de la psicologia de cada uno. El personaje es mas bien bueno pero con tendencia a la maldad.

Las cosas que el personaje tiene de su autor:

La cuna, el amor por el trabajo, la soltería, los 26 años, las ganas de vivir y el amor por la gente y a justicia (eso va a cambiar con el tiempo). La chica esta soy yo, pero una persona que si se va a dar el gusto de vivir exesos que yo nunca me dare el gusto porque pienso mucho y no me arriesgo. Para describirla fisicamente... para describirme... bueno que se necesita saber? un cuerpo que a mi me gusta, rellenita y con forma, pelo muy muy muy rizado, ojos verdes que a veces no dicen nada, boca sensual y todo un cuerpo compactito y funcional, como un buen volkswagen. El personaje como el autor detesta las inhibiciones y los tabues y ama la inteligencia, la belleza y la pura claridad de la lógica y el pensamiento racional, claro sin permitir que ésto pase por encima del corazón... El personaje será mas generosa con su amor que la autora que solamente ama a aquellos que conoce muy bien y que verdaderamente se lo merecen, aunque les hable y quiera a su modo a todo el mundo porque es muy querendona... soy, debo decir.

Espero satisfacer cualquier aspecto de mi personalidad o la del personaje que se desee aclarar. De no ser asi pues preguntar que tanto el personaje por los momentos como la autora somos libros abiertos.

Mas besos del centro de américa,

Ana.






Bien, ya veo que eres como un libro abierto. Eso es fantástico. Ahora el reto está en transformar a tu personaje haciéndole vivir episodios que el autor no viviría nunca en la vida real ni con su imaginación porque no van con su carácter o su filosofía de la vida. El reto de este taller consiste en crear personajes desde dentro. Es decir lo que se diría en el caso de los actores, vivir el personaje desde dentro, en su piel y no recreándolo desde fuera a través de gestos, en una reconstrucción fria y objetiva.

Si creamos el personaje partiendo de nosotros mismos, de nuestra personalidad y sentimientos, podemos estar seguros que tendrá mucha más entidad que si lo dibujamos como si fuera una marioneta que vamos a manejar a distancia. Si el personaje somos nosotros mismos cada cambio lo sentiremos con mayor intensidad e incluso con dolor. De esta manera nos conectaremos con nuestros personajes y el lector podrá apreciar que el autor sufre con ellos, se ríe con ellos y disfruta con ellos porque no son sus marionetas para entretener sino carne de su carne y sangre de su sangre, como auténticos hijos.

Esto supone un reto duro y complejo a veces pero os puedo garantizar que los personajes de esta manera tendrán una carne que no tienen los otros, los meramente dibujados.

Para la semana que viene la propuesta es darle un toque humorístico al personaje. Para ello tendrás que analizar sus cualidades y exagerarlas para reírte de ellas y buscar sus defectos para parodiarlos con desenvoltura. Esto y no otra cosa es el humor. Al mismo tiempo podrás ir avanzando la historia en clave humorística. Es decir una vez que el personaje es millonario tendrá que pensar en situar sus millones en algún banco, buscarse asesores fiscales o incluso un administrador. Estas situaciones deberán ser humorísticas para ello tienes que parodiar a tu personaje y al mismo tiempo esbozar personajes humorísticos, tales como el banquero, el asesor fiscal, etc. Este es el trabajo para la semana que viene. Para cualquier duda abro un nuevo apartado en la sección de Coordina con el título de dudas para que planteeis cualquier dificultad con el personaje.


Luego de una larga y reparadora siesta llena de personajes bizarros en ella que en realidad no la dejaron descanzar mucho, Anne se levanta decidida a enfrentarse a su familia. Es del lado materno y en realidad casi no los conoce, con el divorcio de sus padres llegaron al punto de pasar varios años sin verse siquiera, de forma que aunque conocia sus rostros no existia intimidad en lo absoluto.

Y ahora enterarse de que la abue les habia hecho la gracia de heredarle a ella. Aquello era demasiado dramático como para reirse, pero no podía evitarlo. Seguía de alguna forma sin aceptar lo que estaba pasando. Posiblemente los abogados le dirían que sus graciosas y malvadas tías indultaban y final del asunto.

Se levanto arrastrando los pies y cansada. Los personajes del sueño la habian acosado con canciones, maromas, loas y vivas a diestra y siniestra, una clase de extraña fiesta en donde todos usaban antifaces y decian mentiras. Estos sueños... si el análisis freudiriano no estaba equivocado era una clase de evocación a una orgia... o era la pizza de la velada que había sido demasiado, una de dos.

El espejo le confirmaba sus temores. La fiesta del sueño habia estado mas alocada que de costumbre. El espejo y su mania de ser siempre sincero, se veia pálida y despeinada, como si el sueño embellezedor necesitara ser devuelto por defecto de fábrica. Bueno ni modo... al menos estaba la garantia que después de una ducha y un tratamiento de 4 horas y media en el salón de belleza mas caro de la ciudad podría verse como una princesa. No era cosa que su familia - alias : una latente amenaza de envenenamiento con cianuro - la vieran en fachas.

Bueno, y en medio de una duchita tibia de la Anne que aparentemente le está devolviendo la vida, yo hago una pausa en mi relato.

Un abrazo a los amigos y hasta ya mismo.

'

2 horas en el vestidor, un valentino espectacular que resaltaba todos sus atributos, 2 tazas de café y mucho maquillaje color stay después, Anne se veía esplendida. El día se perfilaba largo y tenso, no era cuestión de dejarle nada al azar. Pero que cosas dice la gente a veces. No dejarle nada al azar... Como si no vivieramos presos del capricho del destino y de una que otra persona que influye en nuestra vida.

Les explico un poco como va el asunto.

Este día es importante porque hoy va a reunirse por primera vez con la manada de lobos que aparenta ser una familia como la del vecino, y a intentar que su valentino salga en una pieza de todo el jaleo que va a armarse. Anne es una chica sencillita y no tiene idea de como va a manejar las artes maquiavelicas de su tia Iracunda. ahhh... la tia Iracunda, muy diplomática y trabajadora en el arte de la mentira, nunca soportó a Anne, no podía verla ni en pintura y ahora que le habían dejado de heredera creía que el impacto podría ser mayor.

Pero bueno, al mal paso darle prisa... No tenía caso tener expectativas sobre conjeturas, en este tipo de casos lo mejor era proceder de frente, tal cual era su costumbre. No importa la maldad a la que te veas sometido, lo importante es saber muy bien quien sos y no permitir que te hagan dudar de ti misma. Sencillo, no?.

La tia Iracuanda estaba preciosa, se conservaba muy bien. Era una cosita diminuta, su estatura era inversamente proporcional a su maldad y con los tacones mas altos, le daba a Anne por el hombro. "ANNNNEEEEEEEEEEEE queriiiiiiiiiidaaaaaaaaaa!" ¿Cómo estas? te ves precioooooooooosa"

Ok. Esto era demasiado... ¿La tia Iracunda? ¿Simpática? La miro a los ojos con un esfuerzo desesperado por no estallar en carcajadas. Estaba tan poco acostumbrada a reirse que se veía como una mueca en su rostro de marmol. Bueno, no era cosa de dejar que los nervios la atacasen. Todos los humanos reaccionamos SIEMPRE basados en reacciones perfectamente explicables por la psicología, incluso la química y la biología. Nos enamoramos porque el instinto nos llama a reproducirnos, nos enojamos y reaccionamos con agresividad porque presentimos amenazas, etc, etc... No hay conductas a la deriva... y en este mundo de mentiras de la manada de lobos (en realidad es Familia Gugua) no hay una sola conducta que no sea visiblemente orientada a determinadas tendencias psicologicas. La familia desde siempre habia manejado cierto nivel económico, por ser bastante modestos. Acostumbrados a los lujos y los excesos, creo que la Abue les dejo sin herencia solo por el gusto de morirse sabiendo que les sacudia hasta el pelo a cada uno de los petulantes y fríos miembros de su linaje. Y Anne había vivido aislada, por voluntad de sus padres al principio y luego por voluntad propia, viviendo en el mundo real, con la gente real, la que se enamora, vive, goza y padece solamente basado en los designios del corazón, sin mediar la corrupción que el dinero ejerce sobre las almas de algunas personas... por no pecar generalizando.

Ahora la Abue la ponía justo en el medio de una contienda que nunca busco y para la cual no estaba en realidad preparada. Pero era solo cosa de calmarse, aprender a observar, desconfiar hasta de la copita de coñac, y reirse... reirse mucho de la plastificada conducta de los miembros del ilustre clan Gugua. Faltaba mas.

To be continued...










Creo que la historia va muy bien encaminada y el conflicto con el resto de la familia por la herencia, las envidias y todas estas cosillas en la convivencia humana que tan atractiva la hace y tanto nos divierte, puede darnos momentos humorísticos muy divertidos.

El personaje en si está como dubitativo, como si temiera enfrentarse a la nueva situación y al tiempo que se pone un modelo de Valentino que realza sus cualidades, que son muchas, sigue anquilosado en viejos pensamientos y maneras, como temeroso de dar el salto. Tal vez necesite ayuda. Pongamos un cazafortunas atrevido que no admite un no por respuesta y que la llevará de aquí para allá, cócteles, conciertos, tal vez un viaje a Europa. Ella se resistirá porque esa es su naturaleza y debe hacerlo pero el cazafortunas tiene mucho encanto y una agresividad que ella no es capaz de enfrentar.

Claro que podrías hacer una parodia de la familia y de sus estrategias para reconciliarse con la nueva millonaria. Cualquier salida sería buena porque ahora el personaje lo que necesita es despendolarse, cambiar de vida y buscar nuevos caminos. Creo que poco a poco va ir el tomando las riendas y entonces no tendrás ni que pensar por dónde llevarlo, él mismo tomará las decisiones. Pero antes hay que acabar con las dudas y lanzarse de cabeza al río. Luego ya veremos cómo salimos del chapuzón. Un abrazo.








jueves, 6 de diciembre de 2018

PRESENTACIÓN ÑAMPIRA


              TRABAJANDO PERSONAJES II

         


                PRESENTACIÓN ÑAMPIRA

Tras la entrevista con el Sr. Pestolazzi, que Ñampira narra en un monólogo impecable y de la que el primero dará cuenta en su momento, apareció por allí Don Alcanfor, modisto y decorador, ofreciendo sus servicios, incluso antes de ser firmado el contrato laboral.

Pero antes de contarles lo segundo, Ñampira les hablará de lo primero:

“Si, buenas, don sr Pestolazzi... Soy Ñampira... ¿Se acuerda de don mr Brunelli?... Exacto, el mismo. Todo buena gente el man... Ah no, pues venía por lo de la recomendación (ahora se va a hacer el loco este man)... ¿se acuerda que la noche de la inauguración él lo llamó para recomendarle a una pelaa para el aseo? Pues todo bien. La pelaa soy yo... ¿El Presuuuu qué?... ¿y qué es esa vaina de presupuesto?... Ah no. Por el dinero no se preocupe (que yo eso me lo arreglo en el trabajo). Con que pueda dormir y comer aquí, todo bien... entonces ¿si me da el trabajo?... ¿Gobernanta qué?... ¿y esa vaina qué es?... ¡uy! ¡Yo encargada de todo el personal de servicio¡ (ufa, lo máximo que me han encargado es encabezar la robada de unos repuestos a un carro jajaja) ¡claro don sr Pestolazzi! Listo, va pa’ esa... Todo bien, que su hotel le quedará como un espejito... si claro, bien limpio (jejeje)... No se preocupe don sr Pestolazzi que no se arrepentirá de su decisión... Muchas gracias por todo ¿oye?... Listo jefe, ahí nos vidrios. Digo. Hasta después Jefe... ya no le ocupo mas tiempo... suerte es que le digo... chaos”.

Costó un poco convencerla de que aceptara semejante responsabilidad, y más que el sueldo no la pareciera descomunal. Pero una vez firmado el contrato Pestolazzi insistió en reformar la primera planta, para hacer un hueco al despacho vivienda. Ñampira insistió en que no fuera lujoso o se iba a donde pudiera estar a gusto. Lo que iba a ser enorme vivienda quedó en una especie de garaje desnudo, tal como se ve en algunas películas, sin tabiques entre salón, dormitorio, cocina y despacho.

A petición de Ñampira, Don Alcanfor instaló en lugar prominente una televisión, no pantalla plana y de plasma, sino un viejo aparato, en color, desechado por Pestolazzi hace años. El ínclito decorador lo situó sobre un trozo de columna clásica del Partenón (a saber cómo la consiguió), como un monumento al dios de la comunicación, el nuevo Moloch, que devora a sus adoradores. El resto del despacho-vivienda acabó siendo de una sobriedad espartana. Una mesa camilla, una herrumbrosa cocinita de gas, para que Ñampira pudiera hacerse sus comidas (le había dicho a D. Alcanfor que la asustaban un poco los exquisitos platos de Iñaki) y en un rincón un gran colchón, desnudo sobre el suelo. El excéntrico decorador le dio unos toques de suciedad artificial, pero había tenido el detalle de llenarlo con plumas, para que la joven al menos se sintiera cómoda. Lo que no le dijo a la mujer, que había observado su actuar con encogimiento de hombres, fue que referido colchón había pasado por las manos del profesor Cabezaprivilegiada, quien adosó a su tela un número casi infinito de microchips. Estos se activan con cada movimiento o presión, produciendo diferentes hologramas, debidos a la maquiavélica imaginación de Don Alcanfor. Pero esto es una sorpresa. Ñampira no sabe nada de nada. ¿Qué sucederá cuando la gobernanta-jefa se deje caer sobre él, tras una dura jornada de trabajo?.

Las paredes están grafiteadas de forma bastante surrealista. La explicación viene de Juanito y sus nuevos amigos, que se colaron en el despacho-vivienda cuando Añil terminó las paredes (no le costó mucho acumular ladrillos) y al ver las paredes desnudas, propuso a sus coleguillas hacerse con unos sprays de pintura de diferentes colores y así pasar el rato. Por último Alcanfor diseñó el uniforme de Ñampira, una especie de túnica en color azul cielo, con estrellitas. La plaquita de identificación corrió a cargo también del profesor Cabezaprivilegiada y se trata de un artilugio que ni el propio James Bonde, el agente 007, hubiera soñado. La dichosa plaquita va a dar mucho que hablar. Pero no adelantemos acontecimientos.




viernes, 23 de noviembre de 2018

SRTA. MÍA

                              TRABAJANDO PERSONAJES

   

         

                        PRESENTACIÓN SRTA. MIA

Don Alcanfor esperaba en la puerta del despacho de Pestolazzi a que la Srta. Mía saliera de firmar el contrato. Llevaba todo el día allí, apostado, como un buitre, esperando la salida de los nuevos adjudicatarios de espacios en el Hotel. Alcanfor hubiera decorado gratis toda la superficie de la Tierra, como aquel decorador que ponía plásticos de colorines sobre montañas y monumentos.

Arrastró a la Srta. Mía al bar de Mórtimer, donde pidió una cocacola ligh y le expuso a la señorita sus planes. A ella le parecieron disparatados y matizó y matizó, hasta quedar mínimamente conforme. Entre otras cosas propuso un escaparate enorme, que cubriera toda la fachada, decorado con figuras estilizadas que anunciaran  los servicios que se prestarían en el interior. Algo así como “Rayos UVA, para quitar la mala uva”, con una lámpara con patas, alumbrando una cara desencajada.

Iba a proseguir cuando ella le advirtió: Ni me toque mi especialidad, de eso me encargó yo. Entonces D. Alcanfor se puso a elucubrar sobre los salones dedicados a yoga (paredes de templo budista); artes marciales (tatami y paredes recubiertas de instrumentos marciales); Taichi (Lin Yi se empeñaba en poner las fotos de todos sus antepasados, que eran muchos). Alcanfor ha pensado en imitar una auténtica casa japonesa, con mamparas de papel de arroz, para  separar a los clientes. Se oyen rumores de que como masajista de shiatsu llegará la dulce japonesita, Amako, quien le enseñara a Johnny, el gigoló, a dar masajes, entre otras cosas. El pobre y jubilado gigoló se siente solo y abandonado en el hotel y le ha pedido a su amiga del alma, Amako, que acepte ese trabajo.


OTROS POSIBLES PERSONAJES: Romero, estilista y peluquero. Un hombre de unos 50 años, melena leonina bien conservada. Arrastra las palabras por el aire como si deseara cada sonido fuera perfectamente nítido. “Cooomooo leees diríiiia yo”. Tiene un hilillo por voz y resulta sorprendente que alguien pueda oírle y sin embargo se le oye, como si el hilillo estuviera codificado y se descodificara al pasar por el yunque y el martilo del oído interno.